5:23 pm - Thursday December 14, 2017

¿Su hijo adolescente está preparado para trabajar en el verano?

Para muchos adolescentes, no hay nada más emocionante que recibir su primer sueldo por un trabajo de verano –un pasaje seguro a la diversión y la libertad. También es una buena oportunidad para que los padres los incentiven a administrarlo correctamente.

Pero antes, los padres o tutores deben hacer algunos trámites necesarios. Los adolescentes que trabajan deben tener su propio número del seguro social (SSN) para poder postularse legalmente en un trabajo. También necesitarán el SSN para abrir una cuenta bancaria para que le depositen su sueldo. Dependiendo de la ley del estado, los menores de 18 años pueden tener que abrir una cuenta bancaria de custodia junto a sus padres o tutores. También es importante que los padres consulten con un asesor financiero o fiscal calificado sobre los ingresos del hijo, especialmente si pueden llegar a afectar alguna inversión que esté a nombre del hijo.

Luego, hay que alentar a los hijos a que empiecen a buscar trabajo. El mercado laboral para los adolescentes estadounidenses no ha sido fácil en los últimos años y para encontrar determinados tipos de ofertas laborales hay que empezar a buscarlas varios meses antes del verano. Las redes también son importantes –los adolescentes pueden contactarse con amigos, vecinos y otros adultos y preguntarles sobre posibles trabajos en la comunidad. Además, siempre es bueno que los adolescentes aprendan a redactar un currículum vitae y a desarrollar práctica en entrevistas laborales. La página Landing a Job (http://www.practicalmoneyskills.com/personalfinance/lifeevents/work/landingjob.php) del sitio web de Habilidades Financieras Prácticas ofrece información importante para ayudar a los adolescentes que están comenzando.

Los padres también pueden ayudar, buscándoles oportunidades dentro de las categorías laborales que les interesa a sus hijos, estimulándolos para que cumplan con los plazos para presentar las solicitudes y estando al tanto de las leyes de trabajo infantil federales, estatales y locales (http://www.youthrules.dol.gov/know-the-limits/index.htm) para que no caigan en manos de empleadores inescrupulosos.

La tecnología cambia muy rápido, por lo que los adolescentes que dominan la tecnología pueden correr con ventaja a la hora de buscar trabajo en línea. Los principales motores de búsqueda laboral contienen gran cantidad de ofertas de trabajo temporario y muchos permiten que los usuarios personalicen sus búsquedas para encontrar puestos y empleadores específicos. No obstante, hay que recordar a los hijos que controlen su actividad en los medios sociales antes de comenzar a buscar trabajo, ya que todo lo que publiquen en Internet podrá ser visto por su potencial empleador.

Otro de los pasos importantes en la vida del adolescente que trabaja es la actividad bancaria, aunque no necesariamente tienen que esperar a tener un trabajo para empezar a practicarla.

Muchos padres abren cuentas bancarias para sus hijos desde que les dan su primera mesada –después de todo, la digitalización bancaria facilita el monitoreo y la transferencia del dinero sin tener que ir al banco o al cajero automático. El pago del sueldo, ya sea en cheque o depositado digitalmente, nos obliga aún más a familiarizarnos con el sistema bancario. Averigüe en el banco qué tipos de cuentas ofrecen para niños y adolescentes –algunos bancos ofrecen una amplia variedad de cuentas de custodia donde los padres pueden hacer un seguimiento de los gastos de su hijo y sus ahorros.

El primer trabajo de un adolescente es una buena oportunidad para empezar a desarrollar conocimientos sobre presupuestos, ahorros e inversiones a largo plazo. Su hijo puede querer trabajar en el verano con la intención de ahorrar dinero para algo en particular –un teléfono celular o un viaje –o puede tener una meta más lejana, como ahorrar para los gastos de la universidad. El sitio web de Habilidades Financieras Prácticas ofrece un tutorial sobre presupuestos (http://www.practicalmoneyskills.com/personalfinance/savingspending/budgeting/) y calculadores de presupuestos (http://www.practicalmoneyskills.com/calculators/budgetGoals.php?calcCategory=budget) para diferentes metas.

Cuando aparece una oportunidad laboral, hay algo más que los padres pueden hacer. Si lo contratan, su hijo tendrá que leer y firmar un montón de papeles que pueden ser confusos. Los padres pueden ayudarlo a revisar esos documentos antes de firmarlos. La mayoría estará relacionada con la retención de impuestos, pero algunos podrían contener acuerdos laborales especiales que los jóvenes tal vez no entiendan. Cuando su hijo reciba su primer sueldo, podría sentarse a revisar ese primer recibo o comprobante de pago electrónico. Hay muchos adultos que no terminan de entender sus retenciones, por lo que sería muy bueno que sus hijos lo comprendan ya desde el comienzo de su vida laboral.

En resumen: El trabajo de verano de un adolescente es una buena forma de que los padres ayuden a buscar trabajo a sus hijos y les enseñen a administrar su dinero correctamente para el resto de su vida.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad