4:33 pm - Friday December 15, 2017

Consejo financiero para los padres primerizos

Todos los años, cuando se acerca el Día del Padre, me recuerdo a mí mismo que no cambiaría la experiencia de criar a mis dos hijos por nada en el mundo. Pero cuando recuerdo lo inocentes que fuimos alguna vez mi esposa y yo con respecto a los costos que demanda la crianza de los hijos, no puedo evitar desear haber estado mejor preparados.

Si usted es un padre primerizo, o está por serlo, mejor siéntese. Según el Departamento de Agricultura de EE.UU., una familia tipo de clase media gasta más de U$S241.000 en criar a un recién nacido hasta los 18 años –y eso ni siquiera incluye el cuidado prenatal ni los costos de la educación universitaria.

En este momento, seguramente estará más preocupado por dormir que por financiar su retiro. Pero en algún momento necesitará hacer una planificación financiera para garantizar la seguridad económica de su familia. De padre a padre, estas son algunas estrategias que he aprendido y que pueden resultarle útiles:

Comience a ahorrar ya mismo. Es difícil ahorrar para el futuro cuando se tienen tantos gastos ahora, pero es importante comenzar a hacer aportes regulares a diferentes vehículos de ahorro, aunque sea de a unos pocos dólares por vez:

  • Cree un fondo de emergencia con la suficiente cantidad de dinero en efectivo como para cubrir seis meses de gastos diarios. Comience ahorrando U$S25 o U$S50 por mes descontándolos de su sueldo y depositándolos en otra caja de ahorro.
  • Aun cuando le falte mucho para retirarse, cuanto antes comience a ahorrar y a generar intereses compuestos, más rápido crecerán sus ahorros. Si su empleador le ofrece aportes compensatorios 401(k), trate de aportar lo suficiente para aprovecharlos al máximo.
  • Una vez que tenga esas dos cuentas bien establecidas, abra un Plan de Ahorro Estatal Calificado para la Educación 529 y comience a ahorrar para la educación de sus hijos.

 

Si aportar a estas cuentas le parece imposible, fíjese qué podría recortar de su presupuesto por seis meses –tomar café con leche, salir a comer, el abono premium del cable, etc. Después de seis meses, evalúe si realmente eran gastos por “necesidad” o simplemente gastos por “deseo” de los que podría prescindir.

Contrate un seguro. Si su familia depende de sus ingresos, debe estar preparado para los imprevistos, ya sea un accidente, una enfermedad, la falta de empleo o la muerte. Tenga las siguientes coberturas:

  • Seguro médico. Todos necesitamos un seguro médico, más allá de que seamos jóvenes o sanos.
  • Seguro de propietario/inquilino. No deje que un robo, incendio u otra catástrofe deje a su familia sin hogar o sin bienes. Para reducir las primas, le conviene elegir un deducible más alto.
  • Seguro de vida. Lo más conveniente es tener una cobertura de, como mínimo, 10 veces su salario anual –más aún si desea cubrir los costos universitarios. Y no se olvide de asegurar la vida de su esposa para estar protegido usted también.
  • Seguro por discapacidad. Millones de estadounidenses sufren discapacidades lo suficientemente graves como para perder meses o años de trabajo. Aun así, muchos pasan por alto el seguro por discapacidad, lo que puede dejarlos sin ingresos en caso de sufrir un accidente o enfermedad grave. Averigüe los beneficios de la licencia por enfermedad y discapacidad corta de su empleador y, si le ofrece cobertura por discapacidad prolongada, adquiérala.
  • Seguro automotor. Casi todos los estados exigen tener seguro para conducir un vehículo, y por una buena razón: estar financieramente protegido en caso de provocar un accidente o ser chocado por un conductor sin seguro. Asegúrese de que tener la suficiente cobertura de responsabilidad como para proteger su patrimonio e ingresos –basta con un solo accidente grave para quedarse sin ahorros.

 

Y, por último, gaste responsablemente. Si compra cosas que no necesita realmente o que no puede pagar, terminará teniendo que trabajar más horas para pagarlas –horas que podría haber dedicado a ver crecer a sus hijos.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad