3:13 pm - Thursday December 16, 7143

Por qué es tan importante el seguro por discapacidad

La mayoría de la gente entiende la importancia de tener un seguro de vida: no queremos dejar a nuestros sobrevivientes financieramente abandonados si nos morimos. Pero, ¿qué pasa si sufrimos un accidente o enfermedad y no morimos pero quedamos gravemente discapacitados? ¿Podría usted o su familia vivir sin su sueldo, posiblemente por décadas?

Si bien la mayoría de las personas tienen derecho a recibir los beneficios del seguro por discapacidad de la Seguridad Social (SSDI) si han pagado las cargas laborales de FICA suficientes a lo largo de los años, las reglas de elegibilidad son sumamente estrictas, solicitar estos beneficios puede llevar meses y el beneficio mensual promedio es de solo U$S1.150.

Entonces, ¿qué otras opciones de cobertura tenemos para la discapacidad? Muchas compañías ofrecen cobertura de licencia por enfermedad y discapacidad corta pagándoles a los empleados durante períodos cortos de enfermedades o lesiones. Algunas también ofrecen seguro por discapacidad larga (LTD) que reintegra un porcentaje del sueldo por un período mayor.

Pero los planes de LTD que ofrece el empleador suelen reintegrar solo un 60 por ciento del sueldo y el dinero que usted recibe se considera imponible, lo que disminuye aún más el valor del beneficio. Además, estos planes suelen tener un período de espera hasta que se comienzan a recibir los beneficios, le impiden recibir los beneficios del SSDI y limitan el monto mensual del beneficio y el período máximo de pago (generalmente, solo a dos años).

Entonces, aun cuando su empleador le ofrezca el LTD básico, tal vez le convenga contratar una cobertura adicional. Esté preparado: el seguro LTD puede ser caro. Las primas anuales pueden costar entre el 1 y el 3 por ciento de sus ingresos brutos, dependiendo de las características del plan, su edad y si tiene o no alguna enfermedad o problema de salud preexistente.

Primero, averigüe si puede adquirir una cobertura complementaria a través del plan que le ofrece su empleador –el costo grupal será más económico que una póliza individual y, probablemente, no necesitará un examen físico. O, averigüe si la organización profesional o gremial a la que pertenece le ofrece alguna cobertura grupal.

Si no es así, tendrá que comprar una póliza individual. Algunas de las cosas que debe tener en cuenta:

  • Cuanto más joven y sano sea, menor será la prima que deberá pagar.
  • Algunas pólizas no pagan beneficios a menos que el discapacitado no pueda realizar las tareas de su propia ocupación, mientras que otras especifican que el discapacitado debe estar físicamente imposibilitado de realizar cualquier trabajo (esta última cobertura es mucho más económica).
  • Busque una póliza “no cancelable”. Esto significa que la aseguradora no puede cancelar ni rehusarse a renovar su póliza –o aumentar la prima – si usted paga en término.
  • Cuanto más largo sea el período de espera para cobrar los beneficios, menor será la prima. Así, si usted tiene la suficiente cantidad de días de licencia por enfermedad y los suficientes ahorros como para esperar 120 días hasta cobrar los beneficios, sus primas serán mucho menores que las correspondientes a un período de espera de 60 días.
  • Algunas pólizas solo ofrecen beneficios por dos años, mientras que otras pagan hasta la edad de retiro habitual del Seguro Social –la mayoría cubre por un plazo intermedio. Cuanto más corto sea el plazo, menor será el costo.
  • Muchos planes excluyen las enfermedades preexistentes, los problemas de salud mental o de abuso de drogas.
  • Por un cargo adicional, las pólizas con “opción de compra futura” le permiten aumentar la cobertura a medida que aumenta su sueldo, sin tener que someterse a otro examen físico ni redactar una nueva póliza.
  • Averigüe si el monto del beneficio es fijo o se ajusta periódicamente en base al costo de vida. Este último tipo es más caro pero ofrece una mejor protección contra la inflación si su discapacidad se prolonga por muchos años.

 

En resumen: Sufrir una discapacidad grave podría liquidar sus ahorros y poner a su familia en riesgo financiero. Antes de que lo necesite, averigüe qué cobertura por discapacidad tiene actualmente y qué otras opciones existen.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad