4:48 pm - Tuesday December 12, 2017

Gaste su devolución fiscal con inteligencia

El año pasado, el IRS realizó devoluciones fiscales por más de 110 millones de dólares, con un promedio de $2.803 por contribuyente. Otra forma de verlo: en 2012, los estadounidenses pagamos entre todos casi $310 mil millones de más en impuestos.

En parte es comprensible: Si no se nos hacen las suficientes retenciones fiscales durante el año a través de deducciones del sueldo o pagos de impuestos estimados trimestrales, hay que pagar una penalidad por pago insuficiente el 15 de abril. Pero la otra cara de la moneda es que, con las sobre-retenciones, básicamente le estamos dando al gobierno un préstamo sin intereses a lo largo del año.

Si usted suele recibir grandes devoluciones fiscales, considere retener menos y, en su lugar, poner a trabajar el dinero ya sea ahorrando, invirtiendo una suma comparable durante el año o usando el dinero para cancelar deudas. Su objetivo debería ser recibir una devolución pequeña o directamente nada.

Pida a su empleador otro formulario W-4 y vuelva a calcular su retención usando el Calculador de Retenciones del IRS (en www.irs.gov). Esto también es bueno hacerlo cada vez que su sueldo o situación familiar se modifique significativamente (ej. aumento de sueldo, casamiento, divorcio, nacimiento de un hijo, etc.). La Publicación 919 del IRS puede guiarlo a la hora de tomar decisiones.

Mientras tanto, si este año recibe una devolución fiscal importante, antes de gastársela toda en algo que no necesita, tenga en cuenta estas opciones:

Cancele una deuda. Reforzar los pagos de la tarjeta de crédito o de un préstamo puede disminuir significativamente el pago de intereses a largo plazo. Supongamos que ahora paga $120 por mes contra un saldo de tarjeta acreedor de $3.000 a un interés del 18 por ciento. A ese paso, tardará 32 meses en cancelarlo y pagará $788 de intereses, asumiendo que no hará ninguna compra nueva. Si duplica su pago a $240, descontará 18 meses y $441 de intereses.

Nota: Si tiene saldos en varias tarjetas, haga siempre al menos el pago mínimo para evitar penalidades.

La misma estrategia se puede usar para cancelar un préstamo (hipoteca, auto, personal, etc.). Pida al prestamista que aplique el pago extra al monto de capital del préstamo, lo que acortará el tiempo de cancelación y reducirá el monto de los intereses totales pagados. Solo asegúrese de averiguar si le cobran una penalidad por pago anticipado antes de usar esta estrategia.

Refuerce su fondo de emergencia. Como protección ante la pérdida del trabajo, una emergencia médica u otra crisis financiera, trate de reservar la suficiente cantidad de efectivo como para cubrir seis meses de gastos diarios. Refuerce su cuenta con parte de la devolución fiscal y luego reserve deducciones mensuales automáticas de su sueldo o cuenta bancaria.

Aumente los ahorros para su retiro. Si sus deudas y ahorros de emergencia están bajo control, haga más aportes a su cuenta IRA o 401(k), especialmente si su empleador le hace aportes compensatorios; recuerde, un aporte compensatorio del 50 por ciento corresponde a una tasa de retorno del 50 por ciento –algo que seguramente no encontrará en otro lado.

Financie la educación. Inscríbase en cursos universitarios o vocacionales para seguir capacitándose en caso de que pierda su trabajo o decida cambiar de profesión. Y averigüe si su empleador puede ayudarlo a pagar los estudios relacionados con su trabajo.

También puede reservar dinero para la educación de sus hijos o nietos aportando a un Plan de ahorro educativo 529. Como incentivo, el gobierno permite que sus aportes se realicen libres de impuestos hasta que se retiren.

Y, por último, para verificar el estado de su devolución, vaya al sitio “Where´s My Refund” (“¿Dónde está mi devolución?”) del IRS. Allí se suele obtener información de la devolución 24 horas después de que el IRS acusa recibo de su declaración fiscal presentada electrónicamente, o unas cuatro semanas después de haberla presentado en papel.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad