3:06 pm - Wednesday September 26, 2232

Dos errores muy comunes en el asunto del salario mínimo

En su discurso sobre el Estado de la Unión, el presidente Obama exhortó al Congreso para que aumentara el salario mínimo. Su grupo de campaña, “Organizing for Action”, presentó un video con el mismo mensaje, pero éste contiene dos grandes (aunque muy comunes) errores acerca del salario mínimo.

De hecho, su argumento se basa en esas dos premisas erróneas. Veámoslas.

Premisa nº1: La gente está tratando de desarrollar toda su carrera laboral y de ahorrar para la jubilación con el salario mínimo.

En el video se dice que “Es más difícil de lo que debiera el sacar adelante a una familia y ahorrar para la jubilación”. Pero la mayoría de quienes ganan el salario mínimo no están haciendo eso.

Como explica el experto de la Fundación Heritage James Sherk:

Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales y de la Oficina del Censo muestran que la mayoría de quienes ganan el salario mínimo son jóvenes trabajadores a tiempo parcial y que un número relativamente reducido de ellos vive por debajo del umbral de pobreza. El promedio de sus ingresos familiares es superior a $53,000 anuales. Una subida del salario mínimo incrementa básicamente el sueldo de los adolescentes de áreas suburbanas, no el de los trabajadores pobres. Si el Congreso y el presidente quieren ayudar de verdad a los trabajadores pobres, deberían poner su atención en otros aspectos.

Premisa nº2: Subir el salario mínimo le “daría un aumento a Estados Unidos”.

No cabe duda de que todo el mundo siente que trabaja duro y que merece un aumento. Pero ¿pedirle al Congreso que le “dé un aumento a Estados Unidos” aumentando el salario mínimo? Una vez más, sencillamente no tiene sentido.

No sólo son quienes ganan el salario mínimo una pequeña fracción (alrededor del 3%) de la población activa americana, sino que ni siquiera permanecen en ese grupo de población durante mucho tiempo. Sherk indica que “No se necesita un aumento del salario mínimo para que los empleados que lo perciben consigan un aumento. Dos tercios de los trabajadores que ganan el salario mínimo reciben un salario superior a éste un año más tarde”.

Los empleos remunerados con el salario mínimo son un trampolín para que los jóvenes se inicien en la población activa. Y son ellos los que se verían perjudicados por una subida del salario mínimo, ya que esos empleos podrían empezar a desaparecer.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad