3:13 pm - Friday December 16, 3566

Evite que lo estafen en la reparación de su auto

Si se siente frustrado o intimidado cada vez que lleva a su auto al taller mecánico, no es el único. Según la Comisión Federal de Comercio y la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales, la estafa en las reparaciones de los automóviles es una de las principales quejas que reciben constantemente.

Si bien la mayoría de los talleres mecánicos son legítimos, nunca falta algún mecánico inescrupuloso decidido a aprovecharse de propietarios inexpertos realizando reparaciones innecesarias o sin autorización, utilizando repuestos de contrabando o usados, o incluso realizando trabajos tan malos que podrían poner en riesgo su vida.

Estos son algunos consejos para ser un consumidor más informado y algunas estafas a evitar:

Trate de tener los datos de un taller de confianza antes de necesitarlo. Pida recomendaciones a sus amigos o a su compañía de seguro, o busque algún taller acreditado en el sitio web de la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (www.bbb.org). Además:

  • Consulte en la Fiscalía General (www.naag.org) si hay alguna denuncia contra los potenciales mecánicos.
  • Busque a algún mecánico que esté acreditado por el Instituto Nacional para la Excelencia en el Servicio Automotor (www.ase.com) o que pertenezca a la red de talleres autorizados de su compañía de seguro.
  • Si la garantía de su auto todavía está vigente, tal vez deba usar solo los servicios de las agencias autorizadas.

 

Si su auto necesita una reparación grande, busque varios presupuestos para compararlos. Cuando haya elegido un taller, pídale un presupuesto detallado (sin que quede ninguna sección en blanco) antes de autorizar las reparaciones. Especifíqueles que lo deben llamar para pedirle autorización antes de realizar reparaciones adicionales. Asegúrese de que la orden de trabajo especifique claramente:

  • Las reparaciones que deben realizarse.
  • Todos los costos, incluyendo los repuestos, la mano de obra, el garaje, el auto sustituto, etc.
  • Si se utilizarán repuestos nuevos, reacondicionados o usados.
  • Los medios de pago que aceptan.
  • La fecha de finalización del trabajo.
  • Los cargos de diagnóstico o re-ensamblado si usted decide buscar otra opinión o acudir a otro taller.

 

Asegúrese que la factura final detalle todos los trabajos realizados y los repuestos utilizados. (Pídales que le muestren el trabajo y las piezas cambiadas). Además, procure que la factura detalle las garantías de las piezas (incluyendo las exclusiones) por si tiene algún problema después y necesita un comprobante contractual.

Tenga cuidado con estas estafas comunes:

  • Le dan un presupuesto verbal y luego le cobran más. Siempre pida un presupuesto por escrito.
  • Un taller lo atrae con ofertas especiales (cambio de aceite, revisión de frenos, etc.) y luego incluye en su orden de trabajo otras reparaciones que usted no desea o no necesita. Si tiene dudas, pida que le hagan el trabajo original y luego busque una segunda opinión por lo demás, a menos que se trate de un problema de seguridad que no pueda esperar.
  • Le cobran por servicios que están cubiertos por la garantía del auto. (Siempre lea su garantía detenidamente).
  • Se sabe que hay mecánicos deshonestos que dañan intencionalmente el auto durante la revisión para incrementar las reparaciones que necesita.
  • No le quieren devolver las piezas reemplazadas, lo que podría significar que, o no las cambiaron, o usaron piezas de peor calidad. (Tenga en cuenta que podría haber piezas desparramadas por el taller que le podrían decir que son suyas).
  • Trabajos que van en contra de las recomendaciones del fabricante. Si su manual recomienda cambiar el aceite cada 10.000 millas pero el mecánico le dice que debe cambiarlo cada 3.000, asegúrese de que haya una buena razón para hacerlo.
  • Le ofrecen renunciar al deducible –por ejemplo, ofreciéndole instalar una pieza usada y cobrarle al seguro una nueva. Esta estafa contra el seguro podría causarle muchos problemas.
  • Tácticas de venta extremadamente opresivas.

 

El hecho de que no entienda lo que pasa debajo del capó no significa que no pueda protegerse contra las estafas de los talleres mecánicos. Para más información, visite el sitio web de Datos Básicos sobre Reparaciones de Automóviles de la FTC: www.consumer.ftc.gov/articles/0211-auto-repair-basics.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad