3:13 pm - Saturday December 17, 6822

Científicos preservan los tejidos de los cítricos en el frío‏

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola están creando un “archivo de seguridad” de los cítricos con la criopreservación del germoplasma de las plantas en forma de yemas pequeñas, llamadas “puntas de yemas,” preservadas en el nitrógeno líquido para el almacenamiento en frío a largo plazo.

Fisióloga de plantas Gayle Volk con el ARS está usando este procedimiento para crear un banco de genes a largo plazo para preservar las variedades importantes de cítricos, líneas de crianza, y especies silvestres de cítricos. Los esfuerzos de ella y sus colegas coinciden con preocupaciones sobre la propagación del enverdecimiento de los cítricos, el cual es una enfermedad detectada por primera vez en la Florida en agosto del 2005. Esta enfermedad, la cual es propagada por insectos, ahora representa una amenaza grave al sector estadounidense de los cítricos, el cual tuvo un valor de 3,4 miles de millones de dólares en los años 2011 y 2012.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional.

Algunos bancos de genes mantienen los árboles vivos en naranjales especiales y otros sitios protegidos. Pero Volk cree que la criopreservación ofrece una manera de salvaguardar el germoplasma sin el riesgo de perderlo a insectos o enfermedades, o a los desastres naturales tales como las heladas, la sequía o los huracanes. En vez de salvaguardar los árboles enteros, el enfoque de Volk involucra cortar puntas pequeñas de yemas de cítricos, llamadas en inglés ‘flush’, y la criopreservación de estas puntas dentro de las bóvedas del Centro Nacional para la Preservación de Recursos Genéticos (NCGRP por sus siglas en inglés) mantenido por el ARS en Fort Collins, Colorado.

El centro preserva el germoplasma de plantas y animales. Además del valor de la colección, la cual es imprescindible a las investigaciones científicas y la protección de la seguridad alimentaria para las generaciones del futuro, las bóvedas en NCGRP pueden resistir vientos que tienen la fuerza de tornados, las inundaciones, y el impacto de un objecto con un peso de 2.500 libras y una velocidad de 125 millas por hora.

Hasta la fecha, Volk y sus colegas Richard LeeRobert Krueger y otros han preservado las puntas de yemas de 30 variedades de cítricos provistas por colecciones de germoplasma manejadas por científicos del ARS en Riverside, California, en colaboración con la Universidad de California en Riverside.

En experimentos preliminares, un promedio del 53 por ciento de las puntas de yemas sobrevivieron la criopreservación y la descongelación para utilización en procedimientos de injertar patrones. Estos procedimientos facilitan la generación de nuevas plantas enteras de cítricos. Un artículo sobre esta investigación y los métodos ha sido publicado en la revista ‘Cryoletters‘.

Lea más sobre esta investigación en la revista ‘Agricultural Research’ de julio del 2013.

 

tejidos citricos

Comments

comments

Filed in: community / comunidad