4:14 pm - Tuesday November 21, 2017

Costos ocultos de los vuelos y hoteles

Los últimos años han sido económicamente duros para mucha gente. El temor al desempleo, junto con la caída del valor de los inmuebles, las acciones y las cuentas de retiro, han impedido a muchos tomarse vacaciones –a pesar de que en los momentos estresantes es cuando más necesitamos recargar las baterías.

Pero, ahora que la economía está mejorando, muchas familias están volviendo lentamente a planificar viajes. El índice de ocupación hotelero aumentó en muchas áreas y los aeropuertos se están volviendo a poblar de pasajeros.

Se sabe que las aerolíneas y los hoteles suelen cobrar cargos adicionales en sus facturas. Estos son algunos costos a los que debemos estar atentos:

  • Unas pocas aerolíneas permiten despachar una valija sin costo por pasajero (Southwest sigue permitiendo dos), pero la mayoría cobra hasta U$S25 por la primera valija despachada a cada destino e incluso más por las valijas adicionales. Además, ahora la mayoría cobran tarifas altísimas por exceso de peso o tamaño del equipaje y por el equipaje de mano, por lo que se debe medir y pesar el equipaje cuidadosamente.
  • Seguramente deberá pagar extra si desea cambiar un vuelo, tener un asiento con más espacio para las piernas, tener prioridad de embarque, enviar menores no acompañados, enviar mascotas, tener acceso Wi-Fi y comida. Algunas aerolíneas incluso cobran cargos extra por hablar con alguien en persona o por comprar su pasaje en el mostrador del aeropuerto o por teléfono.
  • Airfarewatchdog.com, Travelnerd.com y Kayak ofrecen muy buenos cuadros comparativos de tarifas y costos de las diferentes aerolíneas, pero antes de reservar su vuelo, verifique siempre los términos y condiciones de la aerolínea.
  • Algunos hoteles cobran extra si ingresa antes de un cierto horario. Pregunte si pueden guardar su equipaje sin costo hasta su ingreso para poder comenzar a recorrer la ciudad sin tener que llevarlo.
  • Muchos hoteles cobran una penalidad altísima si no cancela una reserva con 24-72 horas de anticipación, y algunos cobran también un cargo por dejar la habitación antes, que a veces es el equivalente a una noche de alojamiento. Lea la política de cancelaciones del hotel antes de hacer las reservas, especialmente si está buscando una tarifa con descuento y no reembolsable.
  • Los minibares suelen tener sensores electrónicos que imputan un cargo simplemente por mover sus contenidos. Además, cerciórese de que el agua o los snacks que le dejen en la cómoda de la habitación sean de cortesía antes de consumirlos.
  • El estacionamiento del hotel en las principales ciudades puede costar hasta U$S50 diarios, y muchos tienen valet parking obligatorio, lo que implica agregar una propina. Busque si hay alguna playa de estacionamiento municipal en los alrededores, o consulte en la oficina de turismo de la ciudad si hay hoteles que ofrezcan promociones de estacionamiento. A veces, es más conveniente usar el transporte público y el taxi que pagar el estacionamiento.
  • Algunos hoteles y complejos vacacionales agregan automáticamente a su cuenta las propinas del servicio de limpieza y spa, por lo que convendrá que averigüe antes de dejarles propina –a menos que, obviamente, el servicio haya sido extraordinario.
  • La mayoría de los hoteles cobrar sumas exorbitantes por las llamadas locales y de larga distancia realizadas desde los teléfonos de las habitaciones, por lo que es preferible usar el teléfono celular.
  • Los complejos vacacionales suelen cobrar extra por los servicios que ofrecen –como el acceso al gimnasio o la entrega diaria del periódico –aun cuando no los use. Lea la política antes y revise su factura para ver si le están cobrando servicios no utilizados.
  • Pida ver su factura la noche anterior a dejar el hotel para poder revisarla detenidamente y ver si hay algún sobrecargo.
  • Si viaja al exterior, sepa que el uso del teléfono celular puede ser muy costoso. Consulte el plan de llamadas internacionales de su proveedor y averigüe si su teléfono es compatible con las redes extranjeras. Tal vez deba alquilar un teléfono celular internacional, o comprar o alquilar un teléfono liberado y una tarjeta SIM internacional.

 

Si su presupuesto se lo permite y está teniendo ganas de hacer un viaje, tal vez sea hora de aventurarse al mundo nuevamente. Solo cuídese de los gastos ocultos, que pueden ser muchos.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad