3:06 pm - Monday September 26, 5566

El senador de Estados Unidos Mike Lee pronuncia discurso semanal republicano

‘Los presupuestos tratan de establecer prioridades. Los republicanos estamos conscientes de que tenemos la obligación moral de gastar prudentemente sus dólares de impuestos duramente ganados. Debemos gastar sólo lo que necesitamos para cubrir las funciones del gobierno que son constitucionalmente autorizadas y ni un dólar más. Esa es la razón por la que apoyamos las reformas para arreglar los programas que Washington debería estar financiando, eliminar los programas que no debería financiar y balancear el presupuesto’.

 Por primera vez en cuatro años, los demócratas del Senado han producido un presupuesto, pero desafortunadamente su plan de gastos hace crecer el gobierno, no la economía, según el senador de Estados Unidos Mike Lee, Republicano por Utah, en el Discurso Semanal Republicano. Por el contrario, el presupuesto aprobado esta semana por los republicanos en la Cámara de Representantes reduce el gasto y balancea en 10 años. “Los presupuestos son documentos económicos, pero son mucho más que eso. Los presupuestos reflejan las decisiones morales que tomamos como nación y forman la clase de sociedad que construimos para el futuro”, dice Lee. “Queremos que los dólares y las decisiones se queden en las manos de ustedes y no en las manos de los burócratas. Sabemos que si ustedes pueden mantener más de su dinero duramente ganado, lo usarán para ayudar a su comunidad, ahorrar para la matrícula universitaria de su hijo e invertirlo para crear empleos y hacer crecer su economía local”, dice Lee. El presupuesto de los demócratas del Senado, por el contrario, sube los impuestos, aumenta el gasto y la deuda y nunca balancea. “Ellos piensan que ustedes no envían suficiente de su dinero a Washington”, dice Lee. A continuación el discurso completo del senador Lee:

 

“Hola, soy el senador Mike Lee de Utah.

 

“Esta semana el Senado de Estados Unidos finalmente presentó su presupuesto anual. Esto no debería ser una noticia, pero los demócratas del Senado no han aprobado un presupuesto en cuatro años. El Presidente ha fallado una vez más en seguir la ley que le exige someter su presupuesto el primer lunes de febrero. En lo que claramente entra en la categoría de “un día de retraso y un dólar corto”, él anunció que no presentaría su presupuesto hasta la segunda semana de abril.

 

“Para los republicanos, el presupuesto no sólo es cuestión de dólares; se trata de analizar usando el sentido común. Un presupuesto es la única forma de acabar con el gasto absurdo fuera de control de Washington. Gasto gubernamental imprudente que ha puesto casi 17 trillones de dólares de deuda sobre las espaldas de los trabajadores estadounidenses.

 

“Los presupuestos son documentos económicos, pero son mucho más que eso. Los presupuestos reflejan las decisiones morales que tomamos como nación y forman la clase de sociedad que construimos para el futuro.

 

“Es por eso que el presupuesto propuesto por los republicanos en la Cámara de Representantes deposita su confianza en el pueblo estadounidense. Queremos que los dólares y las decisiones se queden en las manos de ustedes, y no en las manos de los burócratas. Sabemos que si ustedes pueden mantener más de su dinero duramente ganado, lo usarán para ayudar a su comunidad, ahorrar para la matrícula universitaria de su hijo e invertirlo para crear empleos y hacer crecer su economía local.

 

“Los demócratas no están de acuerdo. Ellos piensan que ustedes no envían suficiente de su dinero a Washington. El presupuesto de los demócratas aumenta los impuestos en un trillón y medio de dólares, encima de los cientos de billones que ya han agregado a sus cuentas de impuestos al principio del año.

 

“Tampoco tienen un plan para salvar a nuestros programas de derecho a asistencia social, a pesar de que todo el mundo – incluso el Presidente – sabe que hacer nada para enfrentar la explosión de costos de Medicare, Medicaid y el Seguro Social no es una opción. No hacer nada no tiene sentido y esto amenaza a los más vulnerables entre nosotros.

 

“Los presupuestos tratan de establecer prioridades. Los republicanos estamos conscientes de que tenemos la obligación moral de gastar prudentemente sus dólares de impuestos duramente ganados. Debemos gastar sólo lo que necesitamos para cubrir las funciones del gobierno que son constitucionalmente autorizadas y ni un dólar más. Esa es la razón por la que apoyamos las reformas para arreglar los programas que Washington debería estar financiando, eliminar los programas que no debería financiar y balancear el presupuesto.

 

“Ustedes y yo sabemos que el gobierno federal desperdicia cientos de billones de dólares cada año. Nosotros creemos que el Presidente debería trabajar con el Congreso para identificar y eliminar las áreas de desperdicio en el presupuesto.

 

“Lamentablemente, la estrategia del Presidente es en cambio recortar el gasto en servicios importantes, como la seguridad fronteriza, primeros auxilios, veteranos y encargados de aplicar la ley.

 

“Por ejemplo, el Director de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos recientemente declaró ante un Subcomité de la Cámara de Representantes que debido a “razones presupuestarias” fueron liberados más de 2,200 inmigrantes ilegales que estaban programados para su deportación, incluyendo 10 delincuentes de alto nivel, que fueron devueltos a nuestras calles.

 

“Al mismo tiempo, los medios de comunicación informaron que la Administración de Seguridad en el Transporte firmó un nuevo acuerdo para comprar 50 millones de dólares en nuevos uniformes.

 

“Señor Presidente, ¿cómo es posible que tenemos decenas de millones de dólares para nuevos uniformes, pero no lo suficiente para mantener a los peligrosos delincuentes tras las rejas?

 

“Pudimos haber evitado este tipo de disparates si Washington tuviera un presupuesto. En lugar de tener una batalla presupuestaria entre las prioridades de republicanos y demócratas,  debemos tener un diálogo sobre las prioridades estadounidenses, así que ¿cuáles son esas prioridades?

 

“El setenta y cinco por ciento de los estadounidenses apoyan un presupuesto balanceado. Tres de cada cinco creen que debemos reducir el gasto de una manera selectiva. Y más que cualquier otro tema, los estadounidenses dicen que la economía y el empleo son los más importantes desafíos que enfrenta el país hoy día.

 

“Tenemos una obligación moral ante las futuras generaciones para hacer que las prioridades del pueblo sean nuestras prioridades. Una vez más, este debate sobre el presupuesto no es cuestión de dinero – se trata de sentido común.

 

“Los republicanos reconocen que mantener dólares, decisiones, prioridades y el poder en las manos de la gente es lo que ha hecho de Estados Unidos la más grande civilización que el mundo jamás haya conocido. Ahora es el momento para volver a ese modelo. Trabajando juntos podemos, debemos y restauraremos la grandeza y prosperidad de nuestra nación.

“Muchas gracias y que Dios bendiga a Estados Unidos”.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad