4:32 pm - Friday September 22, 2017

La reforma migratoria, cinco años después

El Council on Foreign Relations, una organización estadounidense no partidista, dedicada a la política exterior con base en Nueva York y Washington, D.C. publicó, el 28 de enero, un artículo escrito por el investigador Edward Alden sobre la Reforma Migratoria en Estados Unidos, cuyo texto se considera de interés para los lectores de Lazos, aunque refleja sólo la opinión de su autor. En su artículo Edward Alden recomienda un control fronterizo más estricto y una rigurosa aplicación en el lugar de trabajo, acompañado de una legislación sensible y flexible hacia el fenómeno migratorio.

En el artículo titulado “La Reforma Migratoria: cinco años después, cinco grandes retos”, el autor expone que han pasado ya más de cinco años desde que el último esfuerzo del Congreso por alcanzar una reforma migratoria se disolvió con acritud. Desde entonces el gobierno estadounidense ha deportado a cerca de 2 millones de inmigrantes no autorizados. Una economía más débil y un control de las fronteras más estricto dio por resultado que el arresto de personas que cruzan la frontera con México disminuyera de 850,000 a 327,000 al año, el nivel más bajo desde principios de la década de los setenta. La disminución de oportunidades de una economía débil, hacen que los trabajadores ya no vengan a Estados Unidos en las cantidades de antes.

Los obstáculos más grandes son políticos. Muchos líderes del Partido Republicano han hablado a favor de una reforma migratoria reconociendo que algo se debe hacer para revertir la caída del partido ante el número creciente de electores latinos.

Pero las cuestiones sustantivas tienen también un peso enorme. La legislación de 2006-2007 murió por una variedad de razones, pero una de las principales, según el autor, fue que se convirtió en un paquete de reglas difícil de manejar con mandatos complejos y conflictivos. A continuación se enumeran los cinco grandes temas que, según Alden, necesitan ser manejados con éxito esta vez:

Aplicación en el lugar de trabajo

Los principios de operación serán crear un sistema que sea fácil de aplicar para los empleadores honestos y con penas más duras contra los empleadores que se nieguen a seguir las reglas.

Seguridad en la frontera

Con las medidas actuales, las fronteras estadounidenses son mucho más seguras de lo que fueron hace cinco años. Pero se necesitan medidas de mejora sustantiva en el desempeño.

Inmigración calificada

Hay un amplio consenso en el sentido de que Estados Unidos necesita crear mayores facilidades para los mejores y más brillantes inmigrantes, muchos de los cuales se han graduado de universidades norteamericanas, para que permanezcan en el país.

Programas para trabajadores temporales y o cuotas más altas para trabajadores no calificados

Hay que observar que la inmigración ilegal de la era moderna a Estados Unidos comienza cuando el Congreso elimina el programa de trabajadores temporales conocidos como Braceros, en 1964. Porque de todos los problemas serios del programa, tenía la virtud de proveer de empleo legal a trabajadores no calificados, la mayoría proveniente de México. Cuando la puerta se cerró, muchos decidieron que su única opción era entrar a Estados Unidos de manera ilegal.

Legalización

Irónicamente, si las primeras cuatro piezas pueden ponerse en su lugar, un acuerdo sobre una legalización para inmigrantes indocumentados que ya se encuentran en Estados Unidos- por largo tiempo considerado un asunto controversial – sería en realidad la pieza más fácil de alcanzar.

El autor considera que el verdadero reto será convencer a los legisladores de que una nueva “amnistía” no traerá una ola de inmigración ilegal como sucedió después de la legislación de 1986. Y por eso, las cuatro primeras piezas – endurecimiento de la frontera y estricta aplicación en el lugar de trabajo, junto con una legislación de inmigración sensible y flexible- son la clave.

Comments

comments

Filed in: immigration / migración