10:03 am - Thursday December 14, 2017

Discurso Semanal Republicano‏

El senador de Estados Unidos John Hoeven pronuncia discurso semanal republicano

‘El presidente Obama ha estado viajando y teniendo entrevistas sobre las consecuencias del secuestro fiscal… El hecho es que los republicanos en el Congreso, ahora mismo, proporcionarán la flexibilidad para hacer las reducciones de gastos necesarios y enfrentar nuestro déficit y deuda, en lugar de permitir la implementación del secuestro fiscal. De hecho, los republicanos de la Cámara de Representantes ya han aprobado dos proyectos de ley para reemplazar el secuestro fiscal del Presidente. Así que la pregunta es: ¿por qué no trabaja con nosotros? Y la respuesta es sencillamente porque él quiere impuestos más altos ’

 

El Presidente y los demócratas del Senado están implementando trucos de encuestas probadas para aumentar los impuestos en la producción de energía en lugar de resolver el problema más acuciante de nuestra nación: la adicción de Washington al gasto. En el discurso semanal republicano, el senador de Estados Unidos John Hoeven, Republicano por Dakota del Norte, dice que durante la mayor parte de la semana el presidente Obama ha estado viajando y teniendo entrevistas sobre las consecuencias del secuestro fiscal… sin embargo, Hoeven continúa, fue el Presidente Obama quien propuso –y promovió- el secuestro fiscal. Mientras el Presidente culpa al Congreso por el secuestro fiscal, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado dos proyectos de ley para evitarlo. Además de los esfuerzos del Presidente para aumentar los impuestos, él está bloqueando un proyecto estadounidense que creará empleos y hará crecer la economía –el oleoducto Keystone XL. El senador Hoeven pregunta, ¿por qué, señor Presidente, usted está bloqueando un proyecto que el pueblo estadounidense apoya abrumadoramente? A continuación el discurso completo del Senador Hoeven:

 

“Hola, soy el senador John Hoeven de Dakota del Norte. Me gustaría hablarles hoy sobre el secuestro fiscal que está pendiente y la necesidad de enfrentar nuestra deuda y déficit, y al mismo tiempo crear empleos y crecimiento económico en este momento decisivo de nuestra historia.

 

“Durante la mayor parte de la semana, el presidente Obama ha estado viajando y teniendo entrevistas sobre las consecuencias del secuestro fiscal, que es un recorte general de gastos federales discrecionales.

 

“Él culpa al Congreso por el secuestro fiscal, pero Bob Woodward, en su libro, “El precio de la política”, fija el récord correctamente.

 

“Woodward dice que fue el presidente Obama quien propuso – y promovió – el secuestro fiscal.

“El hecho es que: Los republicanos en el Congreso, ahora mismo, proporcionarán la flexibilidad para hacer las reducciones de gastos necesarios y enfrentar nuestro déficit y deuda, en lugar de permitir la implementación del secuestro fiscal. De hecho, los republicanos de la Cámara de Representantes ya han aprobado dos proyectos de ley para reemplazar el secuestro fiscal del Presidente.

 

“Así que la pregunta es: ¿Por qué no trabaja con nosotros? Y la respuesta es sencillamente porque él quiere impuestos más altos.

 

“Pero la forma correcta de enfrentar nuestro déficit y deuda y evitar el secuestro fiscal, no es por medio de impuestos más altos o simplemente un mejor control de gastos.

 

“Es mediante la creación de empleos, hacer crecer la economía y ampliar la base tributaria.

 

“Yo fui gobernador durante diez años. Pregúntele a cualquier gobernador en el país. Ellos les dirán que ustedes tienen que encontrar la forma de fijar prioridades de gastos y hacer las reducciones necesarias para equilibrar el presupuesto. No hay duda al respecto.

 

“Pero sobre todo, ustedes tienen que lograr el crecimiento de la economía. Eso crea puestos de trabajo e ingresos fiscales por el crecimiento económico, no impuestos más altos.

 

“El presidente Obama, sin embargo, no sólo quiere impuestos más altos; él en realidad está impidiendo el crecimiento económico y la creación de empleos del sector privado. Él está bloquéandolo con más regulación, papeleo y burocracia. Permítanme darles un ejemplo claro de ello.

 

“El presidente habló extensamente en su Discurso sobre el Estado de la Unión sobre muchas cosas que suenan bien en un discurso, pero no hizo ninguna mención sobre uno de los principales proyectos que está en su escritorio – el oleoducto Keystone XL.

 

“El proyecto del oleoducto Keystone XL llevará 830.000 barriles de petróleo diarios a las refinerías de Estados Unidos. Eso incluye petróleo no sólo de Alberta, Canadá, sino también 100.000 barriles de petróleo crudo ligero por día de la región Bakken de Estados Unidos en Montana y mi estado natal de Dakota del Norte.

 

“El proyecto:

• Creará decenas de miles de empleos.

• Levantará nuestra economía.

• Ayudará a mantener el costo del combustible.

• Reducirá nuestra dependencia del petróleo del Medio Oriente, y

• Aumentará cientos de millones de dólares en ingresos fiscales para hacer frente al déficit y la deuda de nuestra nación – todo ello sin un solo centavo del dinero de los contribuyentes y con mejor cuidado del medio ambiente que si no construimos el proyecto.

 

“De hecho, el Presidente reconoció en su Discurso sobre el Estado de la Unión que “ningún área tiene mayor promesa que nuestras inversiones en la energía estadounidense”.

 

“Y tiene razón sobre eso, tanto en términos de la economía y los empleos.

 

“Hace dos años, la Cámara de Comercio de Estados Unidos publicó un informe mostrando que a nivel nacional, 351 proyectos importantes de producción de energía – tanto tradicional como renovable – están languideciendo debido a las barreras regulatorias.

 

“A nivel humano, eso representa una pérdida de 1.1 trillones de dólares y 1.9 millones de empleos en la economía estadounidense. Sin embargo, el Presidente continúa bloqueando estos proyectos — en el caso de Keystone XL él lo ha bloqueado durante casi cinco años.

 

“Señor Presidente, se necesita más que una cita jugosa (soundbite) para impulsar la economía, pero en este caso, todo lo que necesita es su firma.

 

“Y el pueblo estadounidense estaría con usted.

 

“Una encuesta de la firma Harris dada a conocer hace apenas una semana mostró que casi el 70 por ciento de los estadounidenses apoyan el proyecto del oleoducto Keystone XL. La misma cantidad dice que apoya la importación de más petróleo de Canadá. Sólo el 17 por ciento se opone al proyecto.

 

“¿Por qué, señor Presidente, usted está bloqueando un proyecto que el pueblo estadounidense apoya abrumadoramente? Claramente parece ser que debido a grupos de intereses especiales.

 

“La semana pasada, la actriz Daryl Hannah y otros activistas célebres fueron arrestados por esposarse a la valla de la Casa Blanca como  protesta contra el oleoducto Keystone XL.

 

“La verdadera pregunta entonces, señor Presidente, es: ¿va a respetar la voluntad y sabiduría de la mayoría del pueblo estadounidense y aprobar el oleoducto Keystone XL – o va a someterse a la voluntad de grupos ruidosos, de intereses especiales? Los activistas de Hollywood no tienen que preocuparse por los precios de la energía o un cheque semanal, pero sí las familias trabajadoras.

 

“Los precios de la gasolina han alcanzado un nivel histórico alto para febrero, 3.71 por galón, quitando gran parte de los cheques de pago de las familias trabajadoras en todo el país.

 

“También, recientemente nos enteramos de que la tasa de desempleo en enero subió de nuevo a 7.9 por ciento, donde ha estado sumida durante cuatro años. Y en lugar de crecer como se predijo, nuestra economía realmente se contrajo en el último trimestre de 2012. Más de 12 millones de personas todavía siguen buscando empleo.

 

“Señor Presidente, si potenciamos a nuestra gente y liberamos el poder de la inversión y la innovación, lograremos lo que todos los estadounidenses están de acuerdo que queremos y necesitamos – puestos de trabajo, una economía dinámica, los precios del combustible estables y una disminución real de nuestro déficit y deuda – sin aumentar los impuestos. Y el proyecto Keystone XL es sólo un ejemplo de cómo llegar a eso. Hay muchos más.

 

“Es hora de hacer las cosas de forma diferente, señor Presidente. Ha llegado la hora de darle un giro a nuestro país con el enfoque correcto, y estamos dispuestos a trabajar con usted para hacerlo.

 

“Eso significa potenciar a nuestra gente y fomentar la inversión privada. Una economía en crecimiento, combinada con reformas de gastos bipartidistas bien meditadas, verdaderamente le haría frente a nuestra deuda y déficit y pondría a nuestro país de nuevo en la dirección correcta.

 

“Gracias y que Dios bendiga a Estados Unidos”.

Comments

comments

Filed in: politics / política