7:31 am - Friday September 22, 2017

Entendiendo los cargos del 401(k)

Por Jason Alderman

Si usted es como muchos estadounidenses –el 71 por ciento según una encuesta de AARP—que cree que el administrador de su plan 401 (k) no le cobra nada por mantener su cuenta, se equivoca.

Lo cierto es que estas compañías suelen cobrar cargos de entre el 0,5 y el 2 por ciento del saldo de su cuenta por año, y a veces llegan a cobrar hasta un 5 por ciento. Además de los cargos habituales que le cobran por administrar sus opciones de inversión, los administradores de los planes suelen descontar varios otros cargos de las cuentas, incluyendo cargos por costos administrativos, comisiones de venta, publicidad, seguros y gastos de comercialización.

Tal vez, lo que es igualmente preocupante es que muchos empleadores –que tienen la responsabilidad fiduciaria de garantizar que los planes de retiro que patrocinan tengan cargos y gastos razonables—muchas veces tampoco saben qué cargos se le están cobrando a sus empleados.

Con el tiempo, los cargos no controlados pueden hacer estragos. El Departamento de Trabajo calcula que pagando solo el 1 por ciento al año en gastos externos, el saldo de su cuenta podría disminuir en un 28 por ciento a lo largo de una carrera laboral promedio.

Encontrar –y ni hablar de entender—cuáles son estos cargos puede llevar mucho tiempo y, por lo general, implica tener que hurgar entre los complejos documentos del plan. Es por eso que, el año pasado, el Departamento de Trabajo emitió una reglamentación que exige a los administradores de fondos presentar un detalle más transparente de sus cargos a los empleadores quienes, a su vez, deben transmitir la información a sus empleados.

Durante la primera fase de declaración, las compañías de inversión debieron enviar un resumen detallado de las opciones de inversión de su plan, incluyendo el rendimiento y los cargos. Usted debe haber recibido esta información de su empleador para el 31 de agosto de 2012. Este resumen, que de ahora en más se enviará todos los años, debe incluir:

Una explicación de los cargos y gastos de la administración general del plan, como los servicios legales, contables y de mantenimiento de registros. El total de gastos operativos anuales expresados como un porcentaje de los activos de la cuenta y un monto en dólares por cada $1.000 invertidos. Una explicación de los cargos y gastos incurridos en base a sus acciones (ej. cargos por comercialización, préstamos, bajo saldo, extracciones por complicaciones económicas, procesamiento de sentencias de divorcio u órdenes de relaciones domésticas calificadas, etc.) El rendimiento histórico de cada fondo en el que usted invierte (a 1,5 y 10 años, y desde la creación del fondo). Comparación del rendimiento – por ejemplo, si usted invierte en un fondo indexado de S&P, debe compararse con el ratio de costos promedio del S&P 500 durante los mismos períodos.

La segunda fase de la declaración de los fondos consiste en la emisión de resúmenes de rendimiento trimestral correspondientes a sus cuentas de inversión. El primero de estos resúmenes fue para el período 1 de julio – 30 de septiembre de 2012, y la mayoría de las personas ya deberían haber recibido el suyo a mediados de noviembre. Este resumen debe incluir los montos en dólares correspondientes a los gastos o cargos relacionados con el plan que se le han cobrado o descontado de sus cuentas en dicho trimestre, junto con la descripción detallada de los servicios asociados.

Para muchos, estos resúmenes son un llamado de atención para que revisen sus opciones de inversión y elijan con más cuidado. Pero no le ahorran todo el trabajo: usted tendrá que seguir haciendo números para comparar sus opciones de inversión actuales con las de otros fondos. Y ningún papelito puede determinar su deseo de asumir riesgos versus beneficios. Pero algo es algo.

El Departamento de Trabajo espera que, clarificando los costos de los planes 401(k), los empleadores puedan tener mayor control sobre los costos y ofrecer mejores opciones de inversión a sus empleados –y que los empleados tiendan a buscar los fondos más efectivos en cuanto a costos para sus ahorros jubilatorios.

 

Understanding 401(k) Fees

By Jason Alderman

If you’re like many Americans – 71 percent, according to an AARP survey – you might be under the impression that your 401(k) plan administrator doesn’t charge you anything to maintain your account. You’d be wrong.

In fact, these companies typically charge fees equivalent to 0.5 to 2 percent of your account balance each year – sometimes as high as 5 percent. In addition to ongoing tariffs for managing your investment options, plan administrators often deduct numerous other fees from individuals’ accounts, including charges for administrative costs, sales commissions, advertising, insurance, and trading expenses.

Perhaps equally disturbing is that many employers – which have a fiduciary responsibility to ensure the retirement plans they sponsor have reasonable fees and expenses – often don’t know what fees their employees are being charged either.

Over time, out-of-control fees can take a serious toll. The Department of Labor estimates that paying just 1 percent in extraneous fees each year could reduce your account balance by 28 percent during an average working career.

Finding – let alone understanding – such fee disclosures can be time-consuming and often involves wading through complex plan documents. That’s why last year, the Labor Department issued regulations requiring fund administrators to provide a more transparent breakdown of their fees to employers, which in turn must pass the information along to employees.

During the first disclosure phase, investment companies were required to send a detailed statement about their plan’s investment options, including fund performance and fees. You should have received this information from your employer by August 31, 2012. This statement, which will hereafter be sent annually, should include:

  • An explanation of any fees and expenses for general plan administration, such as legal, accounting and recordkeeping services.
  • Total annual operating expenses expressed as a percentage of account assets and a dollar amount per $1,000 invested.
  • An explanation of fees and expenses incurred based on your actions (e.g., trading fees, loans, service charges for low balances, hardship withdrawals, processing divorce decrees or qualified domestic relations orders, etc.)
  • The historical performance of each fund in which you invest (at 1, 5 and 10 years, and since the fund’s inception.)
  • Benchmark performance – for example, if you invest in an S&P index fund, it should be compared to the average expense ratios for the S&P 500 over the same periods.

 

The second phase of fund disclosure was the release of quarterly performance statements tied to your particular investment accounts. The first of these statements was for July 1 – September 30, 2012, and most people should have received theirs by mid-November. It should include specific dollar amounts of plan-related expenses or fees charged to or deducted from your accounts that quarter, along with a detailed description of the related services.

For many, these statements are a wake-up call for why they need to choose investment options more carefully. They won’t do all the work: You’ll still need to crunch the numbers on how your current investment choices stack up against other funds. And no piece of paper can determine your appetite for risk vs. reward. But they’re a start.

The DOL hopes that by shining daylight on 401(k) plan costs, employers will be motivated to rein in costs and seek better investment options for employees – and that employees will be more inclined to seek out the most cost-effective funds for their retirement savings.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad