3:58 am - Monday September 25, 2017

El Senador de los Estados Unidos Orrin Hatch pronuncia mensaje semanal republicano

“El Presidente ha dicho que quiere un llamado enfoque balaceado para resolver esta crisis. Pero lo que propuso esta semana fue un clásico truco al pueblo estadounidense –un aumento de impuestos doble del tamaño sobre el que hizo campaña, miles de millones de dólares en nuevos gastos de estímulo y una autoridad sin límites y sin control para obtener préstamos de los chinos… Estas ideas son tan radicales que ya han sido rechazadas en base bipartidista por el Congreso.’

 

En el mensaje semanal republicano, el Senador de los Estados Unidos, Orrin Hatch, Republicano por Utah, miembro de mayor rango republicano del Comité de Finanzas del Senado, dice que una reforma impositiva integral, soluciones para la protección y fortalecimiento de los derechos a beneficios y la reducción de la deuda insostenible de nuestra nación son cruciales para solucionar el abismo fiscal. Con la necesidad de liderazgo presidencial sobre un plan para evitar las alzas de impuestos, el Senador Hatch dice, “… el Presidente tiene la obligación de primero guiarnos fuera del precipicio fiscal…”Pero nunca llegaremos allí con el plan falto de seriedad que el Presidente propuso esta semana”. Como sólo quedan 30 días, el Senador Hatch presiona, “Cuanto más tiempo espere la Casa Blanca a tomar en serio es un día más cerca sobre el abismo fiscal, y más difícil será encontrar una solución”. A continuación el mensaje completo del Senador Hatch:

 

“Hola. Soy el Senador Orrin Hatch del gran estado de Utah.

 

“Ha llegado la época de fiestas: momento en que las familias se reúnen para celebrar y reflexionar sobre otro año que ha pasado – y otro que está a punto de comenzar.

 

“Pero esta época de fiestas es diferente: mientras el reloj marca el paso del tiempo hacia el Año Nuevo, casi todo estadounidense está enfrentando la perspectiva real de lo que es llamado el abismo fiscal.

 

“Si no hacemos algo antes de que finalice el año, 28 millones de familias y personas más se verán obligadas a pagar el impuesto mínimo alternativo. El número de agricultores y ganaderos que serán afectados por el impuesto sucesorio de la muerte aumentará 21 veces más del número actual. Y la familia promedio de la clase media vería subir sus impuestos por lo menos 2,000 dólares.

 

“Los líderes económicos nos han dicho que si no hacemos algo, nuestra nación caerá en otra dolorosa recesión – empujando el desempleo de nuevo a más del 9 por ciento, amenazando la capacidad de nuestros hijos para conseguir un buen trabajo bien remunerado y poniendo en peligro las jubilaciones de los adultos mayores.

 

“El Presidente ha dicho que quiere un llamado enfoque balaceado para resolver esta crisis. Pero lo que propuso esta semana fue un clásico truco al pueblo estadounidense –un aumento de impuestos doble del tamaño sobre el que hizo campaña, miles de millones de dólares en nuevos gastos de estímulo y una autoridad sin límites y sin control para obtener préstamos de los chinos. Pueda que yo no me haya dado cuenta pero no recuerdo que él haya pedido nada de eso durante la campaña presidencial. Estas ideas son tan radicales que ya han sido rechazadas en base bipartidista por el Congreso.

 

“Recientemente reelecto, el Presidente tiene la obligación de primero guiarnos fuera del precipicio fiscal y segundo, hacer frente a nuestra deuda de más de 16 billones de dólares, que es propulsada por nuestros programas de derecho a beneficios fuera de control, para que nuestro país no llegue a esta peligrosa encrucijada nuevamente.

 

“Pero hemos visto una absoluta falta de liderazgo del presidente Obama, y sus aliados de la izquierda han demostrado poco –muy poco-  o ningún deseo de hacer frente a una reforma estructural real de derecho a beneficios. No hay ninguna forma de aumento de impuestos que pueda salvar a Medicare o Medicaid: estos programas sólo pueden solventarse con reformas reales que van al corazón de cómo funcionan.

 

“Algunos de la izquierda dicen que jugando alrededor de los bordes de Medicare y Medicaid con recortes a hospital y pagos al médico sería suficiente – o que la profundamente defectuosa ley de salud del Presidente es la reforma del derecho a beneficios. Ellos argumentan que no tenemos que examinar los problemas estructurales que plagan a ambos programas.

 

“No tengan la menor duda — fortalecer Medicare y Medicaid no será fácil. Pero la situación se ha vuelto tan grave que es el único camino responsable.

 

“Consideren el programa de Medicare. En poco más de una década, estará en bancarrota. En promedio, los beneficiarios de Medicare reciben 3 dólares en beneficios por cada dólar que pagaron al sistema. Y mientras 10,000 estadounidenses más se suman a este programa todos los días, el número de trabajadores sosteniéndolo ha disminuido casi 18 por ciento en la última década. ¿Qué tan grave es? La familia promedio podría entregar su sueldo durante todo un año y vender su casa y todavía no tener suficiente para pagar su parte para asegurar  Medicare. Esto es insostenible.

 

“Desafortunadamente, algunos del otro partido político están abogando por una estrategia desastrosa de Thelma y Louise, fuera de control, que nos llevaría al precipicio, poniendo a millones de familias de la clase media, pequeños negocios y nuestra ya débil economía en más peligro.

 

“Quieren más y más dólares de los impuestos del pueblo estadounidense para gastar sin poner en marcha ninguna reforma seria y responsable a los programas más grandes del gobierno en la historia. Eso realmente no tiene sentido. Especialmente cuando uno considera que si el Presidente se sale con la suya de elevar las dos tasas impositivas marginales optimas – casi un millón de negocios y 700,000 puestos de trabajo estarían en riesgo. El estaría dispuesto a poner 700,000 puestos de trabajo en riesgo a cambio de obtener suficiente dinero para financiar nuestro gobierno durante 7 días.

 

“Este es un extraño giro de los acontecimientos, teniendo en cuenta que en el año 2010, el Presidente y 40 demócratas del Senado apoyaron la ampliación de estas mismas tasas impositivas, citando nuestro estancamiento de la economía, que era aún más fuerte de lo que es hoy día.

 

“Nosotros no debemos aumentar estos impuestos, sino que debemos aprobar una reforma tributaria integral que generará más ingresos, creará empleos y aumentará nuestro producto interno bruto en 3.5 por ciento. Debemos encontrar una solución para asegurar la supervivencia del programa de Medicare. Y el Presidente debe trabajar con los republicanos para reducir la deuda insostenible de nuestro país.

 

“Pero nunca llegaremos allí con el plan falto de seriedad que el Presidente propuso esta semana. Cuanto más tiempo espere la Casa Blanca a tomar en serio es un día más cerca sobre el abismo fiscal, y más difícil será encontrar una solución.

 

“Los estadounidenses quieren que Washington trabaje unido para poner a nuestro país nuevamente en el buen camino y asegurar que lo dejamos en un lugar mejor del que lo encontramos para las futuras generaciones. Esta es nuestra oportunidad. Tomemos las decisiones difíciles que sabemos que debemos tomar.

 

“Gracias por escuchar. Que Dios bendiga a los Estados Unidos y a todos ustedes”.

Comments

comments

Filed in: politics / política