2:15 am - Monday December 11, 2017

Un tratamiento ayuda a sobreponerse de la enfermedad de la duda y el miedo

Un miedo exagerado a los gérmenes y una poderosa necesidad por el orden y el control llevaron al multimillonario Howard Hughes a pasar los últimos años de su vida como un excéntrico recluso, un prisionero de su propia bioquímica.

El desorden de Obsesión Compulsiva, una enfermedad mental que afecta al 2 o 3 por ciento de los norteamericanos, puede ser devastador para sus vidas. Sin embargo, con un programa comprensivo, como el que esta disponible en la Clínica Menninger, una clínica afiliada al Colegio Baylor de Medicina en Houston, los pacientes con síntomas severos de DOC estan sobrellevando con éxito su enfermedad.

“El desorden de obsesión compulsiva causa ansiedad provocando pensamientos o impulsos, conocidos como obsesiones”, dijo la Dra. Joyce Davidson, Directora Médica del programa de tratamiento para Desordenes Compulsivos de la Clínica Menninger. “Estos pensamientos impulsan a los individuos a llevar a cabo rituales que consumen mucho tiempo, conocidos como compulsiones, en un intento de aliviar la ansiedad”.

De acuerdo a la Dra. Davidson, las obsesiones y compulsiones comunes incluyen: un miedo a la contaminación que los induce a un lavado excesivo de las manos, el miedo a causar daño que los lleva a inspecciones repetitivas, una necesidad por simetría que los lleva a un hábito de acomodar los objetos y, una duda excesiva que los lleva a una infatigable búsqueda de apoyo.

Comments

comments

Filed in: health / salud