7:21 pm - Wednesday September 20, 2017

Videos ofensivos en You Tube

El derecho a ver incluso videos ridículos y ofensivos en YouTube

Helle C. Dale

 

La censura de Internet es una de las características que distinguen a los gobiernos autocráticos, desde China hasta Cuba. ¿Es esta la dirección en la que se podría estar moviendo el gobierno de Estados Unidos? Es demasiado pronto para decirlo, pero la inusual petición de la administración Obama a Google para que “revise” la ofensiva sinopsis de la película La inocencia de los musulmanes, no es un buen presagio.

De hecho, YouTube, la filial de Google, Inc.’s, bloqueó el video en los países musulmanes, entre ellos Egipto y Libia. Sin embargo, como suele suceder en Internet, se pueden encontrar versiones del video a través de otras páginas, para aquellos que estén suficientemente decididos a castigarse a sí mismos con la visión de este increíble pedazo de basura. Hasta el domingo por la noche, el video había superado ampliamente los 5 millones de visitas y las protestas en Medio Oriente continúan extendiéndose.

Los disturbios en todo Medio Oriente y en otras zonas del mundo no son un problema de Internet; además, la censura gubernamental no es la solución. Más bien, es la perfectamente calculada incitación política al odio religioso la que causa estallidos azuzados una y otra vez por extremistas en el polvorín de las poblaciones musulmanas.

Aquí se repite un esquema ya conocido, desde los dibujos daneses a las erróneas quemas de Coranes en una base militar americana en Afganistán pasando por La inocencia de los musulmanes: Pueden pasar semanas o incluso meses antes que alguien descubra que ha tenido lugar una “ofensa” y hace falta una acción decidida por parte de una persona para hacer que estalle la situación. En este caso, aparentemente fue la acción de Morris Sadek, un activista egipcio-americano que vive en Washington, quien alertó sobre el video a los periodistas el 6 de septiembre. De hecho, el video de YouTube había estado publicado en Internet desde junio, recibiendo una merecida indiferencia.

Ante estas circunstancias, el gobierno de Estados Unidos bien podría haber hecho lo que hizo el gobierno conservador de Dinamarca (un país de sólo 5 millones de habitantes) hace seis años. En aquel momento, un grupo de caricaturas políticas aparecidas en un periódico danés representando al profeta Mahoma provocó que turbas de alborotadores atacaran las embajadas danesas en Medio Oriente. ¿Y qué hizo el gobierno danés? Pues alzar la voz en defensa del ejercicio privado de la libertad de expresión.

Las repetidas disculpas y denuncias del video no le han hecho ningún bien a la administración Obama. De hecho, perfectamente pueden haber agudizado la inequívoca impresión de debilidad y retirada de Estados Unidos, que podrían ayudar a alimentar la furia antiamericana.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad