5:55 am - Tuesday September 19, 2017

Mensaje semanal republicano

El senador de Estados Unidos Jeff Sessions pronuncia mensaje semanal republicano

‘El pueblo estadounidense ve el caos financiero. Sabe que debe terminar. Sabe que sus familias están en riesgo y que su país está en peligro. Sin embargo, el Presidente no moviliza el país a la acción’

WASHINGTON, D.C. – En el mensaje semanal republicano, el senador de Estados Unidos, Jeff Sessions, Republicano por Alabama dice que la mayoría demócrata del Senado ha decidido suspender las sesiones hasta noviembre habiendo fallado en cumplir una de sus más básicas obligaciones –aprobar un presupuesto federal. “Durante los últimos tres años, en un momento de crisis nacional, los demócratas del Senado han violado deliberadamente el requisito legal de elaborar un plan de presupuesto”, dijo Sessions. Pero Sessions, miembro de mayor rango republicano del Comité de Presupusto del Senado dijo que eso no pasará si los republicanos toman el control del Senado el próximo año. “Si la oportunidad es dada, los republicanos pondrán este gobierno bajo control. Un Senado republicano aprobará un presupuesto”. A continuación el discurso completo del senador Sessions:
“Hola. Soy Jeff Sessions, senador de Estados Unidos por Alabama. También soy el republicano de más alto rango en el Comité de Presupuesto del Senado.

“Antes de incorporarme a la vida política, yo era fiscal federal. He sometido a juicio muchos casos y hablé con muchos miembros de jurados. La excelencia de nuestro sistema jurídico es que pone el juicio en manos de ciudadanos regulares. Doce personas completamente desconocidas, de todos los sectores de la vida, se sientan en el área destinada al jurado, cuidadosamente sopesan la evidencia y luego llegan a un veredicto imparcial.

“Nuestra democracia funciona de la misma manera. Los votantes escuchan los argumentos, sopesan la evidencia y luego van a las urnas y emiten un veredicto.

“En calidad de fiscal, he aprendido a confiar en el juicio de estos ciudadanos de la vida diaria. También aprendí que, más que cualquier otra cosa, los miembros de los jurados quieren hechos.

“Hoy mi objetivo es presentar a usted los hechos de la forma más honesta y directa posible.

“Los estadounidenses sienten ahora mismo que el mundo se ha puesto boca abajo. Ellos se sacrifican para pagar sus cuentas y luego ven a los empleados federales tener fiestas suntuosas con su dinero de impuestos. Escuchan las advertencias de una crisis de deuda y aún escuchan que nosotros todavía pedimos prestados casi 4 billones de dólares al día. Ellos envían su dinero de impuestos a la ciudad Washington con la esperanza de que esos dólares sean cuidadosamente protegidos y luego se dan cuenta que esos dólares han sido perdidos, desperdiciados y abusados.  Ellos balancean sus presupuestos familiares y luego se enteran de que el Senado de Estados Unidos, bajo control demócrata, ni siquiera presentará un plan de presupuesto al pleno del Senado.

“El pueblo estadounidense ve el caos financiero. Sabe que debe terminar. Sabe que sus familias están en riesgo y que su país está en peligro.

“Sin embargo, el Presidente no moviliza el país a la acción. En cambio, dice que el curso de nuestra deuda no es nada que deba preocuparnos y él continúa insistiendo en que su plan presupuestario pagará la deuda. Esta es una pregunta esencial de nuestro tiempo. Esta es una pregunta sobre la que depende nuestro futuro. Paga el plan del Presidente nuestra deuda o lleva a nuestra nación en un camino incierto a un desastre financiero?

“Revisemos los hechos.

“Para pagar la deuda requiere un superávit presupuestario. Bajo el presupuesto de 10 años del Presidente, nunca hay un superávit. El único déficit anual más bajo es de 543 billones de dólares. El déficit anual en el décimo año alcanza los 652 billones de dólares. A pesar de 1.8 trillones de dólares en nuevos impuestos, su presupuesto incrementa nuestro gasto y la deuda cada año, agregando 11 trillones de dólares a la deuda en general. Sólo el interés de nuestra deuda superará los gastos de defensa en siete años. Estos no son mis números; vienen de las tablas en el documento del propio Presidente que imprimió y envió al Congreso.

“Que el Presidente diga que su plan pagará la deuda es uno de los mayores engaños financieros hechos al pueblo estadounidense.

“Agregando al caos, la mayoría demócrata del Senado ha decidido suspender la sesión hasta noviembre habiendo fracasado completamente en cumplir con sus obligaciones más básicas. Durante los últimos tres años, en un momento de crisis nacional, los demócratas del Senado han violado deliberadamente el requisito legal de elaborar un plan de presupuesto. ¿Cómo pueden pedir al pueblo estadounidense enviar un centavo más en nuevos impuestos cuando ni siquiera cumplen su deber legal de redactar un plan financiero y decir cómo se gastará ese dinero?

“También fallaron en aprobar una sola ley de gastos anuales — no una vez, sino dos veces— la primera vez que una sola ley de gastos no es aprobada en la historia del Senado. Ellos incluso ni siquiera presentaron el crucial proyecto de ley de autorización de defensa nacional — por primera vez en cincuenta años. Y no presentaron ningún plan para prevenir el enorme aumento de impuestos y recortes profundos de gastos de defensa conocido como abismo fiscal.

“Todas estas fallas crean incertidumbre y debilitan la economía.

“La gente debe saber que la Cámara de Representantes dirigida por los republicanos, por otro lado, cumple sus obligaciones. Más significativamente, aprobó un presupuesto para rescatar a Estados Unidos de una crisis de la deuda. En comparación con el plan del Presidente, el presupuesto de la Cámara de Representantes alcanza 3.3 trillones de dólares en una mayor reducción del déficit mientras fomenta el crecimiento económico.

“Si la oportunidad es dada, los republicanos pondrán este gobierno bajo control. Un Senado republicano aprobará un presupuesto. El fracaso no es una opción.

“Creemos en una mejor forma de avanzar. Un camino que nos acerque a — no más de — nuestro patrimonio como nación.

“Creemos en el crecimiento de la economía, no la burocracia. Creemos en  ayudar a que más personas vivan una vida buena y próspera. Creemos en prevenir que la red de seguridad se convierta en una restricción. Creemos en poner a la gente en las planillas de empleo en lugar de dejarla en las planillas de bienestar social. Y creemos que la compasión no debería ser definida por la cantidad de dinero que el gobierno gasta en la pobreza sino que en cuántas personas ayudamos a salir de la pobreza.

“Y creemos en los buenos, decentes y laboriosos ciudadanos de esta República.

“Estos son los hechos.

“El caso está en sus manos.

“Dios les bendiga, Dios bendiga a nuestras tropas y Dios bendiga a Estados Unidos”.

Comments

comments

Filed in: politics / política