8:39 pm - Sunday September 24, 2017

De España a Libia

Por qué las tropas de Estados Unidos en Europa siguen siendo vitales

 

Luke Coffey

 

Tras el traicionero asesinato en Libia del embajador de Estados Unidos, Chris Stevens, a principios de la semana pasada, se anunció que un Equipo de Seguridad Antiterrorista de la Flota del Cuerpo de Marines de Estados Unidos (FAST), que consiste en aproximadamente 50 marines especialmente entrenados, sería desplegado en Trípoli para aumentar la seguridad en la embajada de Estados Unidos en esa ciudad.

¿Desde dónde se desplegaron estos marines de Estados Unidos? Pues no desde una base del Cuerpo de Marines de Estados Unidos (USMC) en la costa este de Estados Unidos, sino desde la Estación Naval de Estados Unidos en Rota, España (a sólo un par de horas de Trípoli en vuelo directo). De nuevo, esto prueba la importancia de tener unas firmes capacidades militares americanas previamente posicionadas y localizadas como tropas de avanzada en Europa.

Como demuestra este caso, uno de los beneficios más obvios de tener tropas de Estados Unidos en Europa, es su proximidad geográfica a algunas de las regiones más peligrosas y disputadas del mundo. Esta proximidad de las fuerzas de Estados Unidos les da a nuestros responsables políticos la capacidad de responder rápidamente ante una crisis.

Al sur de Europa (desde el océano Atlántico oriental hasta Medio Oriente) existe un arco de inestabilidad. Como demostraron los sucesos de los últimos 18 meses y han acentuado los de la semana pasada, esta región está experimentando una creciente inestabilidad que puede tener consecuencias mortíferas.

Como había señalado previamente el análisis de la Fundación Heritage:

Hay quien cree que tener tropas de Estados Unidos acuarteladas en Europa es un anacronismo de la Guerra Fría, pero las tropas de Estados Unidos de las bases avanzadas de operaciones [estacionadas] en Europa son exactamente tan importantes a día de hoy como lo eran durante la Guerra Fría, aunque por distintas razones. Las bases militares de Estados Unidos en Europa proporcionan a los líderes políticos americanos una mayor flexibilidad, resistencia y opciones en este mundo tan peligroso. Las guarniciones en Europa del personal americano de servicio ya no son las fortalezas de la Guerra Fría, sino las bases para operaciones avanzadas del siglo XXI.

La presencia militar de Estados Unidos en Europa disuade a los adversarios de Estados Unidos, fortalece a los aliados y protege los intereses de Estados Unidos, por lo que si Estados Unidos reduce el número de estas tropas lo haría asumiendo un gran riesgo. Estados Unidos puede proyectar poder y reaccionar a los imprevistos gracias a las capacidades militares de sus bases avanzadas en Europa. Por lo que reducir estas capacidades sólo debilitará a Estados Unidos en la escena mundial.

Comments

comments

Filed in: international / internacional