3:13 pm - Tuesday December 16, 8713

“Conozca a los Candidatos” en Univisión

En el foro en Univisión esta noche, los telespectadores pueden esperar ver otro intento de Mitt Romney por cambiar su imagen ante los votantes hispanos y latinos. Pero esperamos que, como otros intentos por cambiar su imagen, no funcione. No sólo dejará sin contestar muchas preguntas importantes pero aquellas preguntas que sí conteste dejarán al descubierto cuán alejado está de las preocupaciones y retos que enfrentan los estadounidenses de la clase media.

Justo esta semana, vimos el tipo de presidente que sería Mitt Romney cuando declaró a puerta cerrada y ante un grupo de donantes pudientes que casi la mitad del pueblo estadounidense—incluyendo a las personas de la tercera edad, veteranos y familias de la clase media—se consideran a si mismos “victimas”, merecedoras de “limosnas” y no dispuestos a asumir “responsabilidad personal” por sus vidas. Hasta dijo que su “tarea no es preocuparme por esa gente”. Esa gente incluye personas de la tercera edad, familias militares, personas con discapacidades, universitarios y familias de la clase media batallando después de la peor crisis económica desde la Gran Depresión. Cuando eres presidente, eres presidente de todos pero Mitt Romney ya ha declarado su falta de confianza en la mitad de la nación.

Pero si alguien ha demostrado la tendencia de evitar asumir su responsabilidad de contribuir lo que le corresponde en impuestos es Mitt Romney, quien ha logrado pagar una tasa de impuestos menor a las de muchas familias de la clase media y aprovechar excepciones tributarias sólo accesibles a los estadounidenses más ricos.

Esa es la filosofía que informa todas las políticas de Mitt Romney. No tiene un plan para fortalecer la clase media; sólo tiene un plan para redistribuir los ingresos ganados con esfuerzo por la clase media a los más ricos. Según el Tax Policy Center, una organización independiente, para pagar sus reducciones de impuestos de $250,000 para multimillonarios, Mitt Romney tendría que recortar deducciones como las por intereses de la hipoteca, por tener hijos y por contribuciones caritativas, de las cuales dependen las familias de la clase media, así aumentando los impuestos de la típica familia de la clase media con hijos por $2000. Aún peor, respaldó el presupuesto de su compañero de fórmula que, según el Center on Budget and Policy Priorities, probablemente “produciría la más grande redistribución de ingresos de abajo hacia arriba en la historia estadounidense moderna”.

Pese a todas sus afirmaciones de que sus valores se alinean a los de la comunidad hispana, Mitt Romney ha demostrado una y otra vez que está de lado equivocado de los temas importantes para las familias hispanas. Más que eso, está de lado equivocado de la historia. Una administración Romney-Ryan socavaría la seguridad económica de la clase media y la seguridad de salud de las personas de la tercera edad. Y con respecto a la inmigración, Mitt Romney es el candidato más extremo de la historia moderna. Mientras muchas familias siguen batallando, Romney no tiene ni una sola idea para generar empleos—sólo ideas recicladas de las mismas políticas fallidas que causaron la crisis económica y devastaron la clase media.

Aquí está un pequeño avance de por qué Mitt Romney necesita un “extreme makeover”:

Impuestos

Para pagar reducciones de impuestos de $250,000 para millonarios y multimillonarios, Romney aumentaría los impuestos de la clase media al recortar deducciones como aquellas por los intereses de hipoteca y contribuciones caritativas. De hecho, un estudio independiente determinó que su plan aumentaría los impuestos de las familias de la clase media con hijos por un promedio de $2000 al año.

· Mitt Romney y el congresista Ryan han dejado claro que eliminarían la reducciones de impuestos para las familias trabajadoras, resultando en un aumento de impuestos a 3.7 millones de familias hispanas con 8 millones de hijos. Según proyecciones independientes, estas estipulaciones ayudaron a 677,000 hispanos evitar caer en la pobreza en 2010. [White House, CBPP]

· Expertos independientes dicen que pagar las reducciones de impuestos de Romney requeriría aumentar los impuestos a un grupo aun más amplio de familias de la clase media—por un promedio de $2000 al año a las familias con hijos con ingreso menores a $200,000, aproximadamente 99% de las familias hispanas ganan menos de $200,000. [Tax Policy Center, Census]

Vivienda

¿Cuál es la respuesta Romney-Ryan para los dueños de casa enfrentando juicios hipotecarios? Dejar que el mercado de vivienda “toque fondo” y alejarse de las soluciones prácticas que el Presidente Obama les ha ofrecido a los dueños responsables.

· Romney no tiene un plan para ayudar a los dueños responsables, a pesar de que el Presidente Obama ha propuesto planes para impulsar el mercado de vivienda que han gozado de apoyo bipartidista. Y Romney podría aumentar el costo de comprar una casa al eliminar la deducción de intereses de hipoteca para las familias de la clase media para pagar su plan de $5 billones. Esa es la política equivocada para un momento cuando los constructores de viviendas por fin están regresando al trabajo—especialmente cuando la construcción privada de viviendas subió casi 30 por ciento comparada con el año pasado, apoyando la industria de la construcción que emplea más de 2 millones de hispanos. [BLS, Census]

· Romney derogaría la reforma a Wall Street—la cual está ayudando a ponerle fin a los abusos que causaron la crisis financiera que afectó a las familias hispanas desproporcionalmente. Durante la etapa más fuerte del boom de los préstamos hipotecarios de alto riesgo, los dueños de casa hispanos recibieron préstamos hipotecarios de alto riesgo 2.5 veces más frecuentemente que los blancos no-hispanos. [Federal Reserve 2006 and 2007]

Cuidado de salud

En cuanto al tema crucial del cuidado de salud, Mitt Romney y el congresista Ryan acabarían con Medicare en su estado actual, convirtiéndolo en una libreta de cupones, obligando a las personas de la tercera edad a acudir a las empresas privadas de seguros médicos. Si la libreta de cupones no cubre lo que necesita, Romney y Ryan le dicen: ni modo, arrégleselas solo. Romney también ha prometido derogar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precios y “matarla muerta” en su primer día como presidente si fuese electo.

· Casi 4 millones de latinos dependen de Medicare para la seguridad de cuidado de salud después de jubilarse. [Kaiser Family Foundation]

· Derogar la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio significa que 11.8 millones de latinos otra vez podrían enfrentarse a límites de por vida en su cobertura, 6.1 millones de latinos podrían perder cobertura de cuidado preventivo y 900,000 jóvenes latinos podrían perder la cobertura que reciben bajo los planes de seguro médico de sus padres. HHS Data On Lifetime Limits, Preventive Services, Young Adults]

Costos universitarios

Romney regresaría a una época cuando les dábamos miles de millones de dólares del contribuyente

a los grandes bancos para que estos otorgarán préstamos estudiantiles y derogaría reformas y ahorros que ampliaron las becas Pell, invirtieron en colegios comunitarios y ayudaron a reducir el déficit. Romney ha criticado la ayuda financiera para los universitarios y hasta le dijo a estudiantes preocupados por pagar la universidad que “comparen precios”. Ryan les dice a estudiantes que deberían tener tres trabajos en vez de recibir ayuda financiera para la universidad.

· Si se aplicaran totalmente los recortes del presupuesto Ryan que Romney apoya, 2 millones de estudiantes hispanos verán sus becas Pell recortadas por $1,000 y 17,000 estudiantes hispanos que están trabajando para pagar los costos universitarios perderían sus becas federales de Work-Study. [Calculations Based On OMB, National Center for Education Statistics Data]

· El prespuesto Ryan eliminaría la inversión por $2 mil millones que hizo el Presidente Obama para fortalecer los colegios comunitarios—los cuales sirven a más de 6.6 millones de estudiantes latinos en todo el país. [American Association of Community Colleges]

Inmigración

Mitt Romney es el candidato más extremo de la historia moderna con respecto a la inmigración. Ha adoptado la política inhumana y poco realista de la “auto-deportación”, creyendo que puede empeorar las vidas de 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país a tal punto que decidan abandonar el país por su propia cuenta. Prometió vetar el DREAM Act, un proyecto de ley bipartidista, llamándolo una “limosna”. Él cree que aquellos jóvenes que fueron traídos a este país por su padres y son estadounidenses en todos los sentidos, menos en papel, están asistiendo a la escuela y sirviendo nuestro país no deben de recibir “favoritismo”. Y justo la semana pasada, respaldó públicamente al congresista Steve King de Iowa, un hombre que ha comparado a los inmigrantes con perros y ha sugerido que debemos construir una cerca eléctrica en la frontera.

Por eso, esta noche, Mitt Romney ofrecerá muchas citas pegajosas y promesas vacía pero debemos hacer que rinda cuentas. Él no comparte las prioridades ni los valores de la comunidad latina y hay demasiado en juego para permitirle que nos regrese al pasado.

:start

Comments

comments

Filed in: politics / política