3:08 pm - Friday October 21, 9892

Descubre coalición la posibilidad de almacenar emisiones de carbono debajo de las Montañas Rocosas

Descubre coalición la posibilidad de almacenar emisiones de carbono debajo de las Montañas Rocosas

 

Investigadores de los sectores públicos y privados colaboran para determinar la posibilidad de capturar y almacenar bajo tierra miles de millones de toneladas de dióxido de carbono

 

 Una coalición conformada por intereses gubernamentales, académicos y de la industria, ha completado una importante etapa de un significativo proyecto de investigación y ha determinado que existe el potencial para que debajo de las Montañas Rocosas se pueda almacenar carbono por un largo periodo de tiempo. El día de hoy en esta ciudad, representantes de dicha coalición mostraron rocas muestras tomadas de la excavación de 9,745 pies (aprox. 3 kilómetros) de profundidad que se está realizando en el noroeste de Colorado. Dichos especímenes contienen importantes indicativos sobre la posibilidad que esta área pueda usarse para actividades de captura y almacenamiento de carbono en un futuro cercano. La coalición considera que esta área pudiera almacenar hasta 4,600 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

 

La investigación está siendo conducida por la coalición Rocky Mountain Carbon Capture and Sequestration Partnership (RMCCS, por sus siglas en inglés), formada en 2009 e integrada por las siguientes organizaciones: Colorado Geological Survey, Arizona Geological Survey, New Mexico Bureau of Geology & Mineral Resources, Schlumberger Carbon Services, University of Utah, Utah Geological Survey y Tri-State Generation and Transmission Association. El proyecto está siendo auspiciado principalmente con una subvención de 8.8 millones de dólares del Departamento de Energía de los Estados Unidos como parte del esfuerzo nacional para identificar lugares seguros y fiables para almacenar dióxido de carbono a largo plazo.

 

“Junto a nuestros socios colaboradores, hemos logrado avances en la evaluación de la capacidad de captura y almacenamiento de emisiones de carbono en la región de las Montañas Rocosas”, dijo Ken Anderson, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Tri-State. “Es importante desarrollar opciones para operar las emisiones de carbono que contribuyan a manejar los riesgos que vienen con la regulación de carbono y que aseguren, al mismo tiempo, que los consumidores continúen recibiendo electricidad de manera confiable y asequible”.

 

Las rocas muestra exhibidas el día hoy fueron tomadas del pozo prueba escavado detrás de la mina Trapper en Craig, Colorado, la cual abastece de carbón a la planta de generación eléctrica de Tri-State, Craig Station, de 1,311  megavatios de potencia. El estudio de estos especímenes de rocas está ayudando a los científicos de RMCCS a evaluar si los acuíferos salinos profundos tienen la capacidad de almacenar, de manera segura y permanente, emisiones de dióxido de carbono (CO2). Este es un derivado de la combustión de combustible fósil durante el proceso de producción de energía. Datos preliminares indican que el noreste de Colorado pudiera tener la capacidad de almacenar de manera segura varios miles de millones de toneladas de CO2. El equipo de RMCCS continuará analizando la información recolectada para determinar una resolución sobre posiblemente inyectar CO2 en las profundidades de la tierra. Se prevé que un reporte completo con el análisis esté listo para mediados o finales de 2013.

 

Uno de los dos investigadores principales, Vince Matthews, quien congregó a los socios colaboradores claves para la realización de este proyecto, afirmó: “Si la evaluación, el modelo a probar y las finanzas funcionan bajo esta estructura, este proyecto puede servir como una excavación regional para industrias que deseen capturar y almacenar CO2, tales como de petróleo de esquisto bituminoso, plantas de cemento, plantas de carbón, e instalaciones de procesamiento de gas natural. Esto pudiera generar nuevas oportunidades de trabajo en el noroeste de Colorado, e incluso a lo largo de la meseta de Colorado”.

 

El proyecto tiene repercusiones a nivel regional, ya que las formaciones geológicas en este sitio  –la piedra arsénica Dakota del Cretácico, la piedra arsénica Entrada y la piedra arsénica Pennsylvanian Weber  del Jurásico– se extienden a lo largo de las Montañas Rocosas y la altiplanicie de Colorado, que incluye Utah, Arizona, Nuevo México y Colorado.  La estructura geológica de estas formaciones en el noroeste de Colorado puede tener la capacidad de almacenar hasta 4,600 millones toneladas de dióxido de carbono, o más. Pudiera existir incluso más lugares de almacenamiento en otras áreas dentro de la región.

 

“Este proyecto proveerá una fundamental base geológica sobre el potencial de otras importantes formaciones rocosas en la región para que, de manera segura, se pueda almacenar dióxido de carbono”, añadió el otro investigador principal, doctor Brian McPherson, director del centro de investigación Carbon Science and Engineering Research Center del University of Utah’s Energy & Geoscience Institute.  “Esta base es absolutamente crítica antes de comenzar a organizar el uso de captura y almacenamiento a escala comercial”.

 

El proyecto RMCC es uno de varios estudios sobre captura y almacenaje que están siendo conducidos a lo largo del país. Si es perfeccionado, este proceso pudiera proveer opciones para hacer frente a preocupaciones en las industrias de energía, medio ambiente y económicas.

Comments

comments

Filed in: community / comunidad