1:03 am - Thursday December 14, 2017

¿Cuál es el límite al poder del Congreso para gravarnos?

La Corte Suprema presentó a los legisladores un nuevo Obamacare.

Los magistrados sostuvieron que el Congreso no tiene poder, según la Cláusula de Comercio, de obligarnos a comprar un seguro médico, incluso si eso es lo que los legisladores y el presidente pensaban que estaban haciendo cuando aprobaron la ley. Sin embargo, la Corte sostuvo que el Congreso puede imponer y de hecho impuso un mandato como parte de su poder impositivo, incluso si eso es lo que los responsables políticos insistían en que no estaban haciendo.

Esto podría darle un giro completamente distinto al mandato ya que, por decirlo suavemente, los impuestos han sido una pieza clave de la historia americana.

La Revolución Americana empezó como una revuelta a causa de los impuestos. La cuestión no era la cantidad de impuestos, era el proceso mediante el cual se recaudaban. Específicamente, los colonos se oponían al “gravamen sin representación”, pues el Parlamento británico recaudaba impuestos sin el consentimiento de los representantes en las asambleas legislativas locales de los colonos.

Al elaborar la Constitución, los Fundadores intentaron rectificar este asunto. Le dieron al Congreso el poder de recaudar impuestos directos e indirectos.

Los Fundadores no querían que los estados, los intereses o las industrias usaran la asamblea legislativa nacional para gravar a otros estados, intereses o industrias de manera injusta. Por tanto, la Constitución crea ciertas limitaciones para los impuestos directos e indirectos: Los impuestos indirectos están sujetos a la Cláusula de Uniformidad y los impuestos directos están sujetos a la proporcionalidad.

Los impuestos indirectos estaban destinados a financiar al gobierno nacional en circunstancias normales. Estos incluían “Impuestos, Imposiciones Tributarias y Aranceles”, siendo generalmente impuestos sobre los artículos de consumo. Si el Congreso subía demasiado la presión fiscal, entonces el pueblo no adquiriría los bienes gravados y la recaudación disminuiría.

Los impuestos directos no tenían las protecciones intrínsecas características de los impuestos indirectos. Los impuestos directos se imponían directamente a las personas que no pueden pasar su responsabilidad fiscal a otros individuos. Para proteger del abuso, los impuestos directos deben ser proporcionados. Sin embargo, la 16ª Enmienda facultó al Congreso para poner impuestos directos a los ingresos sin que fueran proporcionados.

Comments

comments

Filed in: politics / política