3:13 pm - Wednesday December 16, 7412

Deberíamos reducir las tasas y ampliar la base tributaria

El Senador de los Estados Unidos John Cornyn pronuncia mensaje semanal republicano

‘La buena noticia es que ahora está surgiendo un consenso bipartidista sobre reforma tributaria. La mala noticia es que el presidente Obama no está poniendo atención.’

AUSTIN, TX – El Senador de los Estados Unidos John Cornyn, Republicano por Texas, pronuncia mensaje semanal republicano sobre la necesidad de prevenir el mayor aumento de impuestos en la historia de los Estados Unidos diciendo, “El consenso bipartidista es simple: Deberíamos reducir las tasas y ampliar la base tributaria… pero no vamos a lograr una verdadera reforma tributaria hasta que no tengamos un verdadero liderazgo presidencial.” Los republicanos están trabajando para ayudar a crear un mejor ambiente para la creación de empleos, proteger los ingresos de la familia y fortalecer la economía. Como dice el Senador Cornyn, “El tiempo para actuar es ahora. En cuanto más tiempo titubee el presidente Obama, mayor será el daño a nuestra economía.” A continuación la transcripción completa del mensaje del Senador Cornyn:

“Hola, soy el senador John Cornyn de Texas.

“Mientras la campaña electoral de 2012 entra en calor, en lugar de esperanza y de cambio, el presidente Obama ha optado por el temor y la envidia, y el líder de la mayoría demócrata del Senado, Reid, está programando un show político para ganar votos. Mientras tanto, millones de trabajadores estadounidenses continúan desempleados, y nuestros mayores problemas nacionales ocupan un lugar preponderante sin el liderazgo que los estadounidenses se merecen.

“Los trucos no van a resolver esos problemas. A menos que el Congreso y el Presidente actúen, enero nos traerá el mayor aumento de impuestos de la historia estadounidense — un aumento de impuestos de aproximadamente 500 mil millones de dólares. Algunos lo han llamado ‘Armagedón de impuestos.’

“No nos equivoquemos: todos los estadounidenses que trabajan verán subir sus impuestos el 1º de enero por falta de acción. Los presupuestos de las familias se verán reducidos aún más. El ingreso disponible disminuirá. Y muchos puestos de trabajo serán destruidos.

“Este sería un duro golpe para nuestra economía. Podría empujarnos fácilmente de nuevo hacia la recesión. Todo el mundo sabe eso, incluyendo el Presidente, quien parece preferir hacer campaña que gobernar, lo que demuestra una decepcionante falta de voluntad para dirigir.

“Desde que el presidente Obama tomó posesión, millones de familias en todo el país han visto disminuir sus ingresos, mientras que los costos del cuidado de la salud, alimentos, y gasolina han aumentado considerablemente. Y a pesar de eso el Presidente todavía parece pensar que no hay nada malo en nuestra economía que un aumento de impuestos a los creadores de empleos no pueda resolver.

“La resultante incertidumbre sobre los impuestos federales ha sido sumamente perjudicial para nuestra recuperación económica. Después de todo, si usted es propietario de un negocio, ¿Por qué contrataría a nuevos empleados o haría inversiones substanciales si no sabe cuál será la tasa de impuestos el 1º de enero? ¿Por qué esperaría que la economía mejore cuando el presidente Obama ha indicado repetidamente su creencia de que el problema no es que el gobierno federal gaste demasiado sino que los impuestos son demasiado bajos?

“Aumentar los impuestos es lo último que debemos hacer en medio de la más débil recuperación económica desde la Segunda Guerra Mundial. Desafortunadamente, incluso si evitamos el escenario completo del ‘Armagedón de impuestos,’ la ley de cuidado médico del presidente Obama también contiene un nuevo impuesto adicional sobre la inversión que entrará en vigor en 2013. Este nuevo impuesto adicional impedirá la inversión de la pequeña empresa, la cual es vital para la creación de empleos del sector privado.

“Me gustaría recordarle al Presidente que, ya en 2010, 47 demócratas de la Cámara de Representantes firmaron una carta que decía: ‘aumentar los impuestos sobre las ganancias de capital y dividendos podría quitar el ánimo a las personas y empresas de ahorrar e invertir.’ Eso era verdad en 2010, y es verdad en 2012.

“La buena noticia es que ahora está surgiendo un consenso bipartidista sobre reforma tributaria. La mala noticia es que el presidente Obama no está poniendo atención. El consenso bipartidista es simple: Deberíamos reducir las tasas y ampliar la base tributaria. Eso haría nuestro sistema tributario más lógico, más eficiente, y más propicio para un fuerte crecimiento económico.

“Pero no vamos a lograr una verdadera reforma tributaria hasta que no tengamos un verdadero liderazgo presidencial. El tiempo para actuar es ahora. En cuanto más tiempo titubee el presidente Obama, mayor será el daño a nuestra economía.

“Los republicanos hemos dejado bien clara nuestra posición: Estamos deseosos de evitar el mayor incremento de impuestos de la historia estadounidense, y no vemos ninguna razón para el retraso. Esperamos sinceramente que el Presidente trabaje con nosotros para salvar puestos de trabajo, proteger los ingresos de la familia, y fortalecer la economía.

“Eso es lo que la mayoría de estadounidenses quieren, y eso es lo que se merecen.

“Gracias.”

Comments

comments

Filed in: politics / política